"" el ojo heterotópico: El instante blanco de Bernardí Roig que toma el Museo

domingo, 13 de octubre de 2013

El instante blanco de Bernardí Roig que toma el Museo




Inquietantes figuras jugando al Golem curioso dentro del Museo. Que el artista las llame Último sueño, Ejercicios de perplejidad, Antón-Frozen o Ejercicios para tener dos ombligos no son sino ocurrencias. ¿Nombres que se inventan paralelamente a la obra? Siempre me he preguntado si una escultura es posterior a la idea nítida, al concepto, a la palabra...O algo que emerge de otro mundo y luego los mecenas, críticos, historiadores del arte y los mismos creadores justifican otorgando nombres por imperativo del guión. Lo único obvio es que una obra procede de la materia y del vacío. Van adquiriendo forma cuando la luz  -¿el instante blanco?-  del artista chispea.

Hasta el 12 de Enero de 2014 puede disfrutarse este diálogo travieso entre las obras de Bernardí Roig y las esculturas y espacios del Museo Nacional de Escultura de Valladolid. Como dice su directora, María Bolaños: "Instante blanco, de Bernardí Roig, es un proyecto concebido expresamente por el artista que ocupa y redefine los espacios del museo con diez esculturas blancas. El objetivo es establecer un diálogo con las diferentes estancias que contienen los fondos del museo en el Colegio de San Gregorio y en la Casa del Sol, a fin de crear una nueva mirada sobre las obras que alberga. Se trata, por tanto, de una intervención en los márgenes, de un susurro que dinamita la idea del museo como mero almacén de objetos ubicados y percibidos cronológicamente. El trabajo de Bernardí Roig ha estado siempre vinculado a la poética de los espacios, estableciendo un tenso diálogo con la memoria de las imágenes. La luz actúa como metáfora de esa memoria. Sus solitarias esculturas blancas extraídas del calco de personas reales suponen una reflexión sobre la figura humana como última y solitaria presencia."












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada