"" el ojo heterotópico: Todas las hierbas, la hierba. Obra de Casilda García Archilla.

martes, 12 de febrero de 2013

Todas las hierbas, la hierba. Obra de Casilda García Archilla.





A Casilda García Achilla, la mujer de los arañados signos, le entusiasman estos versos del poeta Cavafis:

"Vuelve otra vez y tómame, amada sensación
retorna y tómame cuando la memoria del cuerpo se despierta,
y un antiguo deseo atraviesa la sangre; 
cuando los labios y la piel recuerdan, 
cuando las manos sienten que aún te tocan. 
Vuelve otra vez y tómame en la noche, 
cuando los labios y la piel recuerdan...." 

Resuenan viejos reflejos sentimentales, pero ¿acaso el arte -la poesía, el dibujo, la pintura, la música- no son maneras de canalizar nuestros propios reflejos vitales? Casilda García Archilla expone en la Sala Municipal de Exposiciones del Teatro Calderón de Valladolid sus Dibujos más o menos pequeños (y otras hierbas), como dice el título de la muestra.


Casilda, ¿todas las hierbas, la hierba; todos los ríos, el río; todos los signos, el signo; todos los abecedarios, la letra; todos los mapas, el mapa…? 


“Serlo todo y de todas las maneras”, escribió Pessoa –y ya no recuerdo dónde-. Y qué más quisiera yo. Realmente no son todos ni el, sino alguna de sus múltiples posibilidades.



La poeta Belén Artuñedo califica tus trabajos de caligramas de alas encriptadas. ¿Qué encriptan, a tu modo de ver, toda esta serie de dibujos, estos poemas absolutamente visuales que realizas? 

Prefiero considerarlos más bien pseudopoemas visuales. Pseudoencriptamientos del flujo interno de emociones que pugnan por hacerse voz, verbalizarse, ser nombrados y desenredados unos de otros. Es la extimidad, la parte de la intimidad que se muestra. Muchos de estos dibujos pequeños, están hechos sentada en una butaca mientras me tomo un café después de comer, de la misma manera que escribo en mis cuadernos cuestiones personales. A veces el escrito se hace dibujo. Otras no escribo y dibujo.


¿Estas pequeñas obras responden al mismo movimiento?

El vuelo, las alas, tendría mucho que ver con las aladas palabras, “La homérica palabra alada”, un hermoso poema de Ana Hatherly que explica el surgimiento de la voz, de la palabra que se evola. (En muchos de sus poemas no visuales Ana Hatherly analiza estos temas, al igual que la escritura, y esta poesía la conocí con posterioridad a su obra visual y a la realización de estas obras a las que nos referimos).




Tus caligrafías las tildas también de arañados signos. ¿Se quedan en meros trazos o elaboras un discurso donde arañar es una forma primaria y metafórica de decir plásticamente lo que no podrías trasladar con meras palabras? 

“Un arañado signo” es un poema de Juan Luis Panero que cuenta la ilegibilidad de una dedicatoria que le hizo Borges, cuando quedó emborronada al verterse accidentalmente líquido sobre ella. Es una reflexión sobre la desaparición del signo, de nuestra individual marca. Arañar con un punzón la escritura es intentar reproducir la huella y deterioro que el tiempo y los azares dejaron en ella, la escritura, que precisamente trata de preservar nuestras palabras de su tendencia a evolarse y desaparecer.





En tu exposición hay cuatro ejes de expresión: Escrituras y peudoescrituras, Cartografías y otros paisajes, Entes diversos y Alfabeto vegetal (no digital). ¿Son expresiones que trabajas paralelamente o responden a respuestas que se han sucedido cronológicamente en tu trabajo y en tu vida? 

Trabajo este tipo de obras –dibujos, en definitiva- paralelamente a otras más pictóricas y “escultóricas”. El deseo de hacer escrituras, que viene de muy lejos, se superpuso al de hacer cartografías y se simultanearon. De ellos surgieron los “entes diversos”. He aquí un par de obras de 2003: la llamada Piedra Rosetta es mi escritura, superponiendo escrito sobre escrito para ocultar el sentido.




Esta otra utiliza el punzón para levantar una escritura fingida (la que otros llaman escrituras asémicas). Fue la coincidencia del encuentro con la obra de Ana Hatherly “A reinvenção da lectura”, y con reproducciones de manuscritos árabes, con cuerpo de texto en árabe y su traducción al turco, lo que me ayudó a romper la linealidad del texto. El árabe lo estudié en la carrera y me fascinó.




De las cartografías…siempre hubo en mi casa mucho atlas magníficos, mapas, planos, fotos aéreas, dibujos esquemáticos de planos o plantas de ciudades. El conocer hace unos años la enorme variabilidad de las cartografías hizo el resto.

En 2012, al trabajar con las redecillas vegetales (de las infrutescencias del plátano de sombra), me topé de nuevo con la escritura, esta vez como “alfabeto vegetal”. Previamente había estado haciendo pequeñas “esculturas” y móviles con elementos vegetales. Luego quise estudiar las plantas dibujándolas (otras hierbas)


De las Escrituras ya sabíamos por el bello libro que sacaste hace un tiempo sobre Ana Hatherly. ¿Mantienes en activo este enfoque, lo sigues trabajando? 

No es un libro sobre Ana Hatherly sino una conversación con su obra a lo largo de dos años, hecho cuaderno-libro posteriormente, aburrida de no exponer los originales. Bajo esa forma lo trabajé hasta 2009 o 2010, con alguna acotación posterior. Lo último, fue la serie de escritos con alfabeto vegetal. Y finalmente, las “cartas recibidas” (hay tres en la exposición), realizadas con japonés inexacto y otros fingimientos. Este nuevo interés por las escrituras proviene de mi encuentro con cuneiforme y otras escrituras antiguas en el magnifico Museo Bíblico y Oriental de León, y con las caligrafías orientales y las parrafadas en chino y en japonés que se marcan algunos de mis amigos de facebook. Ando haciendo pruebas con sumerio. Ahora recuerdo que en 2007 hice un escrito con lineal b sobre un CD y se lo regalé a un profesor de lingüística.





Me ha hechizado muy particularmente tu obra Cartografías. Es como si tuviera viejas resonancias. Como un paisaje mutante, como ríos incesantes, como mapas que se ajustan a unas necesidades de representar una interpretación humana sin perder su carácter insuficiente, y en ese sentido ¿concibes la necesidad de la abstracción para ir más allá de la mera traslación que hacen los hombres de la naturaleza en pro de su interés y aprovechamiento? 

Sí, todos los mapas son abstracciones, representaciones abstractas de un aspecto concreto sobre el que versa ese mapa. Me llama mucho la atención en los mapas la ausencia del hombre, por lo general, si bien se representan ciudades, a veces con dibujos fidedignos, y también tierras de labor… En algunos sí figuran los seres que habitan las tierras, pero suelen ser antiguos y muchas veces realizados por no profesionales (cartógrafos por necesidad). Los mapas son lugares para soñar.




Estoy de acuerdo contigo. Ahora, cuéntame de eso otro que llamas entes diversos. Tus ejercicios de bolas me parecen un acierto y vistos aquí, en la exposición, proyectando sus sombras alientan intenciones que se nos ocultan. O bien los juegos con hojas o ramitas… 

Por un lado están los entes diversos, que son dibujos de cosas que no sé lo que son –hechos muy hipnóticamente mientras me tomo el café, etc.-, y por otro están las bolas, que son las redecillas que rodean el núcleo leñoso y sostienen toda la estructura de la infrutescencia del plátano ornamental.

A las bolillas, al desprenderles la redecilla semileñosas de base penta-hexagonal, se rompe ésta. La coso con hilo de un color similar para arreglar los desgarrones y luego las cuelgo con alfileres. En efecto, me divierte mucho el juego de sombras que proyectan, así como su movimiento al pasar junto a ellas y crear una corrientita – manifiestan esas corrientes mínimas con su balanceo-.



Todas estas obras hechas con elementos vegetales que no sirven a nadie, ni valen dinero, cuyo destino es ir a la basura –estarían muy bien para compostaje, pero la vida es así- me encantan. Son seres de la ciudad, y demuestran continuamente su terca pervivencia, su ir de aquí para allá con vientos y airecillos. Su estar en todas partes sin que nos percatemos de su presencia callada. Y su continua transformación de un estado a otro, de un ser flor a ser fruto a ser semilla a ser planta.




¿De dónde viene tu atracción por lo que denominas los Alfabetos y en qué se diferencian de las Caligrafías?

“Alfabeto vegetal” es una de las obras de la exposición, y también el título de los textos vegetales realizados con él. Tendría que llamarse “un alfabeto vegetal”, debido a que los signos que lo constituyen (fragmentos rotos de las redecillas mencionadas antes) deberían ser casi infinitos. Y eso sería un despropósito divertidísimo: un alfabeto con un número gigantesco, inabarcable y inacabable de signos. Esa es la risa que contiene el “Alfabeto vegetal”. Y con él están realizados los escritos o textos vegetales, a los que considero tan textos o pseudoescrituras como al resto de los textos de la exposición.



Y ahora te digo una cosa:

(Unas rayas en la palma de una mano, unos restos de escritura cuneiforme, una partitura, unas grietas en la falda de una montaña, unos posos en la taza de café, una fórmula matermática [….] un texto literario…, paisajes para ser leídos por una mirada) 

Alfredo Saldaña, Humus. 2008











Las fotografías son de Laura Fraile, de Casilda García y del administrador del blog.



27 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a tu obra, a tu visión, a tus manos, Casilda.

      Eliminar
  2. No conozco a la poeta, pero apunto el nombre, pues me ha interesado lo que cuentas y nos traes de ella.

    Encantada de conocerte, Matías. Te deseo mucho éxito con el blog, que ya he hojeado y me parece muy interesante.

    Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres bien recibida por estos lares, Isabel. Gracias por el acompañamiento.

      Eliminar
  3. No conocía a la autora, Matias, me parece una obra interesante y novedosa, también los poemas y el texto conque la acompañas.

    Un abrazo y buena suerte con el blog, seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece tu parada en este territorio, María. Veremos de lo que uno es capaz de reflejar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Del tot interessant, l'obra i la interpretació de l'autora. Obre mons fascinants que afecten per sempre la nostra lectura dels dies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparteixo el teu criteri, Olga. Tantes mirades i tantes expressions que percebem i compensem amb la nostra pròpia interpretació. Gràcies.

      Comparto tu criterio, Olga. Tantas miradas y tantas expresiones que percibimos y compensamos con nuestra propia interpretación. Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Te felicito por tu blog Matias, me ha encantado, pasaré por aquí bastante a menudo. Aportas una barbaridad, por ejemplo, no conocía a esta poeta y es una pasada, rotunda..increíble. Me ha gustado mucho la entrada.

    Abrazosss y gracias por haber entrado en mi rincón..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Ya sabes, se admiten sugerencias, críticas, pistas y todo aquello que pueda ser objeto de interés expresivo.

      Abrazos, Cañailla.

      Eliminar
  6. Excelente obra de ésta artista y la presentación por parte del autor del blog ha sido del todo satisfactoria. Creo que tienes una casa muy acogedora.
    Cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, acabo de abrir sus puertas, pero todo el que quiera puede pasar. Veremos lo que da de sí la casa. Gracias, Inma y bienvenida.

      Eliminar
  7. No la conocía. Muy interesante.
    un saludo
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trabajos de perseverancia y tesón creativo, o cuando lo pequeño es hermoso. Saludo.

      Eliminar
  8. Muy interesante la entrevista.
    Gracias por seguirme y sobre todo por pasarte a leerme.
    Me seguiré pasando por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, J.Gomis. Hay que prestar oído a las expresiones, son todas fascinantes. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Tienes un espacio creativo y muy interesante.Realmente, me llamó mucho la atención el trabajo que realiza Casilda.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rayén, un espacio de búsqueda, de contacto con gente que hace, indaga, descubre y disfruta...y nos transmite. La vida es una suma de aportaciones, de lo anónimo a lo que quieras llegar...Sincretismos donde la originalidad (una abstracción, probablemente) acaso resida en tu propia experimentación. Y ya es mucho.

      Cordial saludo.

      Eliminar
  10. Preciosa entrada, es alucinante lo que hace Casilda con las letras, hace belleza con lo que escribe y con la forma en que lo escribe, me flipa la mente del artista, es increíble, tienen una manera peculiar y distinta de ver la vida, genuina, la diferencia es lo que lo hace tan fascinante..
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enya, comparto el descubrimiento y la admiración. Y me gusta que lo expreséis con claridad. Yo, la conclusión que saco, es que nos queda mucho mundo por descubrir. Que el mundo no es solo lo que sale en los media y en la opinión generalizada. Que hay mucho/ muchos mundos y que unos con letras otros con plástica otros con poética, etc. construimos expresión, entramos en las entrañas de la materia. Y ahí la gente como Casilda aporta, ya lo creo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Desde todo el respeto al artista ,las caligrafias parecen obras realizadas en una tarde de tristeza y aburrimiento,deprimen un poco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no sé qué responderle. En materia de percepciones, Anónimo, todo es tan subjetivo, ¿no cree?

      Eliminar
  12. Si,es subjetivo,es lo que a uno le trasmite esta obra triste ,parece que el artista le falta um poco de tecnica,no se..lo dice un profesor de bellas artes desde su objetividad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos qué opina la autora, y se agradece su interés en el tema, Anónimo.

      Eliminar
    2. La autora desde su subjetividad dice que no es triste, que no son caligrafías sino pseudoescrituras, que no hay que deprimirse por ellas, que la depresión es una cosa mucho más seria, y que se lo pasa muy bien haciendo estas y otras muchas obras.

      Y desde su objetividad afirma que tiene técnica para esto y para más, salvo que sus dibujos y estudios de plantas no le parezcan bien resueltos al anónimo comentarista, en cuyo caso .. se agradece su interés por el tema, y se agradecería se identificara Ud.:

      http://sociedaddediletantes.blogspot.com.es/search/label/haciendo%20unas%20obras

      Eliminar